Posted by Editorial Cultura Posted on 8:50 | No comments

01 carlos menkos-deká - meditación del alba

Meditación del alba
Carlos Menkos-Dek-a

Poesía

Menkos-Deká, Carlos. Meditación del alba. 1980. Guatemala: Departamento de actividades literarias de la Dirección General de Cultura y Bellas artes. 69 páginas. 13.5 x 20 cms. Rústica.

Agotado. Ejemplar único de consulta en Editorial Cultura.











Carlos Menkos-Deká

Nació en Guatemala en 1924. Profesor de enseñanza media, licenciado en letras, maestro de arte con especialidad en teatro. Fue director del Teatro de Arte Universitario de la Universidad de San Carlos y fundó el Departamento de arte de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Tuvo estudos de especialización en arte y cultura en Hollywood (1945), Santiago de Chile (1948), La Habana (1951), París (1952-1954), Madrid (1954-1955) y México (1967). En poesía destacan sus libros Poemas y glosas de libertades y prisiones (Ed. José Pineda Ibarra, 1978), Meditación del alba (Ed. Cultura, 1980) y Versos libres testimoniales (Ed. Cultura, 1992); en narrativa publicó Cuentos Negros, blancos y otros (Ed. Serviprensa Centroamericana, 1977); y su labor dramatúrgica está constituida, entre otros, por los libros El sacrificio del ángel y... una respuesta del diablo (Imprenta Universitaria, 1960), El Espejo con la luna rota (1962), Chilam-Balam: profecías y rituales (Ed. Serviprensa Centroamericana, 1978) y Estampas del Popol Vuh (Ed. Universitaria, 1978). Publicó un ensayo, Historias de los brujos del Quiché: algunas explicaciones del Popol Vuh para estudiantes (Ed. Serviprensa Centroamericana, 1982). Falleció en México en 1983.

Sobre «Meditación del alba»

El conjunto de poemas que constituye Meditación del alba obtuvo el premio de la tercera edición del Certamen Permanente Centroamericano «15 de septiembre» en 1980. El jurado estuvo conformado por Margarita Carrera, Aura Violeta de León y Gervasio Accomazzi.


----------------------------------------------------------------------------------------------

DESCUBRIMIENTO

Hallarse así, de pronto,
ante el descubrimiento de lo nimio,
es otra suerte del amor. Desconocido.
Ya no es el amor cantable,
ese que comparamos con la luz de las rosas,
con la esencia de las cosas más grandes.
Es el amor del detalle, del minúsculo asunto;
una horquilla. Su letra en el margen de un libro.

¿Por qué no abres la puerta,
esa puerta que no abres?

Me tendía atento
atisbando el ruido de sus pasos.

Añoranza de lo mínimo.
El picaporte.
El aire que agitaba.
Oír sin atender, por costumbre.
La menuda confianza de aceptar sus silencios
que no tenían intención de distancia.
Hasta ahora hallaba el amor de lo nimio.
Repasaba las cosas con la misma mirada
con que vería aparecer un trébol tierno
entre los filos delgados de la grama.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada